La Belleza

mg_8061El arte, aflora del alma al manuscrito , a la partitura, al lienzo, expresa los sentimientos del corazón, perturba los sentidos, abruma como el tiempo.

Los masajes orientales reflejan sensaciones parecidas, el placer sin puntos suspensivos de sus sacerdotisas, poetisas con liviano pudor, desatan pasiones; sus brazos entrelazados como versos acarician nuestros deseos y su rima dibuja la cadencia de un cuerpo, que como el viento moldea la infinita arena de las dunas, en un poema sensorial de sonora plasticidad.

Adagio de Placer, Deseo y Pasión

Los almendros, a mediados de Febrero, adornando exuberantes y orgullosos con sus blanquecinas flores sus desnudas ramas, nos hacen presagiar la no muy lejana primavera, pero, en Sevilla, es un perfume, un aroma, lo que verdaderamente nos evoca felices tiempos vividos, una bucólica fotografía que detiene en un instante la juventud, la risa, la alegría, como la mezcolanza de sabores, deseo, sensualidad, atrevimiento, de los masajes orientales y el cuerpo embriagador de una mujer, que dilata las pupilas y hace inspirar profundamente la esencia que adorna la primavera  en Abril y Mayo, el azahar.

Translator